Like Crazy

Como Locos (2011) [Like Crazy]

Esta película, por extraño que parezca al tratarse de un melodrama romántico de cine independiente, alberga un importante trasfondo político y sobre la libertad.

Trata sobre la historia de Anna y Jacob quienes se enamoran cuando se conocen como estudiantes en la Universidad de Los Angeles. Ella es británica y cuando se gradúa, decide quedarse un mes más con su nuevo amor, despistándose de renovar la visa de estudiante que tenía para estar en Estados Unidos. Una vez ha visitado a su familia en Inglaterra, las autoridades americanas no le permiten regresar a Estados Unidos donde había dejado a su prometido. A pesar de todos los intentos por deshacer este entuerto legal, sus vidas quedan finalmente destrozadas por las absurdas leyes de inmigración.

Muchos podrían pensar que estoy viendo mensajes anti-estatistas donde no los hay, pero el comienzo de la película creo que demuestra la clara intención del director y guionista por dejar claro este mensaje de fondo. El film comienza con la exposición de un trabajo por parte de Anna sobre los medios de comunicación e internet. “Revistas como Rolling Stone y Spare Rib fueron creadas para satisfacer la necesidad de narrativas diferentes a las de los periódicos establecidos de la época. Lo mismo sucedió con la Pulp Press de 1790 en Inglaterra, que fue desarrollada para una representación masiva de las clases populares. Los magazines y fanzines de los años sesenta y setenta ofrecían los medios para alcanzar más allá de lo oficial y de las clases dominantes. Internet, por contra, ya no necesita de una noción de grupo, su única preocupación es consagrada al individuo […] la acción del individuo en definir las fronteras del ciberespacio es más importante que cuidarse de ellas. Es simplemente, tu espacio.”

En mi opinión este pequeño discurso inicial marca la temática de la película: las fronteras, artificialmente generadas por los Estados, son un anacronismo absurdo. Si estas fronteras y las estúpidas leyes que las intentan mantener son capaces de destrozar una simple e inocente historia de amor entre dos jóvenes, ¿cómo no van a ser las causantes de todo tipo de guerras, trabas al libre comercio y a la prosperidad?

Casi todo el diálogo de la película es improvisado por los actores, lo que la dota de un realismo y naturalidad que se agradece. La escena en la que ella llega al aeropuerto y le es denegada la entrada es desgarradora. Él, acudiendo al aeropuerto con un ramo de flores para ella, mientras ella está siendo interrogada y es retenida en una sala como una delincuente por no haber renovado un simple papelito en su anterior estancia. La funcionaria de aduanas que la atiende nunca es enfocada directamente, sino siempre a través de un espejo. Al policía que la custodia y le explica que no podrá salir de esa salita sino para irse de vuelta a Inglaterra tampoco se le llega a ver la cara, permaneciendo siempre de espaldas a la cámara. No sé si el director lo hizo intencionadamente, pero en cualquier caso a mí me pareció una representación magnífica de lo que es el Estado: un monstruo sin rostro que ejerce su violencia a través de personas que, de no ser por las tareas que les encomienda el Estado y el poder que les otorga para ejecutarlas, jamás se comportarían de esa forma tan cruel y despiadada.

Más adelante deciden casarse (o más bien es la única salida que le ven al problema, aunque no estuvieran del todo convencidos de que el matrimonio fuera su ideal de vida en común) y aún así, nuevamente, se ven ante un funcionario del Estado (en este caso una juez) que no “homologa” su amor como suficiente para que ella pueda volver a entrar al país.

En resumen, la película cuenta la historia de dos personas adultas que se quieren, que son de lugares distantes pero que, gracias a una economía desarrollada no tienen ningún tipo de problema económico, social o de transporte ni de comunicación para mantener su amor y que, sin embargo, por culpa de trabas burocráticas absurdas (quizás esté siendo redundante al calificar de absurdas a las trabas burocráticas) ven su proyecto de vida en común truncado y, finalmente, aniquilado.

 

 

0 Comentarios

·

Deja un comentario

Responder a Mansilla Pilar Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s